Rastreo satelital vehicular, obligatorio en el transporte escolar

  • rastreo satelital vehicular

Rastreo satelital vehicular, obligatorio en el transporte escolar

Con el Decreto 348 del 2015 el gobierno nacional reglamentó las nuevas normas para regular las rutas escolares, empresariales, turísticas y de salud. Entre las muchas disposiciones la que más destaca es el uso obligatorio del rastreo satelital vehicular en el servicio de transporte escolar, el cual debe implementarse en los próximos meses.

Aunque se trata de una solución tecnológica con varios años en el mercado local, y de amplia implementación en las empresas de transporte del país que han entendido que es una utilidad cuya contribución a la gestión de flotas es enorme, apenas ahora el Estado comienza a exigirlo.

Sin duda alguna uno de los productos que más compromiso y responsabilidad exige a los prestadores es el transporte escolar, pues en él depositan toda su confianza sobre la seguridad de sus hijos los padres de familia.

Seguridad, primer beneficio del rastreo satelital vehicular

Esa es precisamente el primer beneficio que obtendrán papás e instituciones educativas con el rastreo satelital vehicular, un aumento en la seguridad. En primer lugar porque un seguimiento de las busetas motiva a conductores a practicar una conducción responsable acorde a las señales de tránsito, a cumplir horarios, a mantener las rutas fijadas y a reducir el uso no autorizado del automotor. Por otro lado ante cualquier inconveniente mecánico, la empresa de la ruta escolar también estará en capacidad de atender oportunamente cualquier falla mecánica o emergencia.

Como un apoyo al rastreo satelital vehicular, el Ministerio de Transporte igualmente reguló la utilización de las cámaras vehiculares más un plataforma de acceso remoto, para que los padres puedan monitorear el comportamiento de sus hijos y el desempeño de los acompañantes en tiempo real durante todo el recorrido.

Las compañías de transporte más responsables del sector ya cumplen la reglamentación, para las que aún tienen pendiente la puesta en marcha de estas soluciones tecnológicas antes de la terminación del plazo, el consejo es acudir a una desarrolladora local que le ofrezca éstas y otras herramientas similares al mejor precio, con gran soporte técnico y capaces de operar conjuntamente.